Oveja Negra

Medios | Compra de Indalo y hegemonía oficialista


12 de noviembre de 2017

Oveja Negra

Click en la foto para ampliar

Por Lucas Molinari*


Finalmente se vendió el grupo Indalo. Macri y Clarín tendrán el control total de los medios masivos. No puede ser más elocuente: quien gestionará la compañía (C5N, CN23, Radio 10, Ámbito Financiero, entre otros) es Jorge Rosner. En 1975 se egresó del Cardenal Newman, trabajó en Sideco (del grupo Macri) y fue directivo de Clarín.

El grupo Olmos que lidera Crónica también se ha acomodado a la hegemonía mediática. Podemos afirmar entonces que no existe una radio o televisora masiva que encarne el parecer y el sentir de más de la mitad de la población. Porque si a los números nos remitimos, este gobierno obtuvo el 40% a nivel nacional. Por lo tanto hay millones que hoy buscan cómo informarse, o al menos desconfían de la agenda dominante.

Hay un debate entonces que surge de la afirmación anterior: ¿los medios influyen o determinan? Es complejo si se piensa con la cabeza adentro de la urna, es decir si sólo se evalúa la política en cuanto a lo electoral. Porque allí aparece la determinación de la práctica política por el “qué dirán” de los medios. Triunfa el marketing, y lo “nacional y popular” se ve marginado.

Vale arriesgar una respuesta que venimos planteando desde Radio Gráfica: los medios influyen, lo que determina es la movilización popular. De allí que como radios comunitarias que sumamos más de doscientas emisoras a nivel nacional trabajamos en red y buscamos multiplicar la comunicación en manos del pueblo.

¿Está la receta del éxito? ¿Se debe medir la llegada de los medios populares sólo por el resultado, es decir su llegada? Es complejo. Primero porque no hay mediciones serias de audiencia. En segundo lugar porque el debate del huevo o la gallina nunca se resolvió. Sin recursos económicos es imposible construir la masividad. La competencia es tan desigual que cualquier comparación sería irrisoria, en términos cuantitativos. Respecto a lo cualitativo, el medio popular demuestra, a diario, excelencia. Además de la tradición argentina que no es menor. Ni Jauretche ni Walsh pisaron nunca la redacción de Clarín, ni medio grande alguno.

Quienes escuchan Radio Gráfica debaten y reflexionan. Tienen una agenda propia de la que pueden ser parte. Es lo que tenemos para ofrecer y planteamos de manera cotidiana un rumbo para dar la disputa del sentido común.

El gobierno hoy controla todo, hoy hay una cadena nacional macrista. Y este debate hacia delante que buscamos dar no puede dejar de advertir que vienen por los medios populares. Porque así como pasó con Radio Nacional en muchas provincias, donde las audiencias migraron a los medios comunitarios, por como se viene dando el proceso político, el control total está a la vuelta de la esquina.

Todos los días nos preparamos evaluando estos escenarios de crisis. Porque el mismo modelo económico nos quiere hacer desaparecer. En diciembre vuelve a subir la luz, que ya se quintuplicó en un año. Dinero que va a las multinacionales e implica la asfixia económica de los trabajadores de los medios populares.

Por todo esto es imprescindible que el mundo sindical y cooperativo, como así también las organizaciones sociales y políticas del campo popular, apoyen a las radios y televisoras populares. Porque sin medios comunitarios no hay democracia.


*Periodista de Radio Gráfica.

Nota publicada en: www.radiografica.org.ar

Compartir esta nota en